pregnant, beach, sunset

ENTRENAMIENTO DE FUERZA APTO PARA EMBARAZADAS

Entrenamiento de fuerza apto para embarazadas

La importancia de trabajar tus músculos en el embarazo

Seguimos oyendo una y otra vez que las embarazadas no pueden coger peso, que tienen que entrenar muy suave, pero… ¿si eres deportista regular? ¿si ya tenías una forma física buena anteriormente?

Está claro que una vez te quedas embarazada el entrenamiento hay que adaptarlos, y seguro que no podrás seguir el mismo ritmo sobre todo dependiendo de cómo te afecte el embarazo y en que mes estés. Pero es necesario que sigas entrenando y si nunca lo has hecho que te pongas en manos de profesionales para empezar a hacerlo de una manera más suave.

Yo actualmente entreno a mujeres embarazadas, al igual que yo estoy entrenando durante mi embarazo. Yo estaba realizando un entrenamiento orientado al triatlón, el cual he tenido que dejar un poco de lado y modificar las sesiones totalmente. Pero todo es adaptable. El primer trimestre casi ni podía salir a andar, me fatigaba muchísimo. Pero a medida que han ido pasando los meses me he ido encontrando mejor.

He decidido ir subiendo rutinas de entrenamiento. A veces serán entrenamientos completos y otras rutinas cortas de 10 minutos para que podáis combinarlas con otras actividades como andar, bici, nadar…

Le doy mucha importancia al entrenamiento de fuerza, es la base de cualquier entrenamiento, estés embarazada o no. Las caderas tienen que tener una movilidad adecuada para cuando llegue la hora del parto, las piernas tienen que estar fuertes para poder aguantar durante todo el proceso lo mejor posible, al igual que la espalda. Evitar los dolores de espalda o hacer que lleguen lo más tarde posible, a veces es fácil sufrirlos debido a los cambios anatómicos que sufrimos durante el embarazo, como por ejemplo, el exceso de lordosis. 

Tener buena capacidad aeróbica y saber controlar la respiración en momentos en los que realizamos esfuerzo y tenemos las pulsaciones más altas nos ayudará a llevar mejor el parto. Para esto último el ir a nadar y actividades como el pilates ayudan muchísimo.

Lo dicho, todo entrenamiento hay que adaptarlo a cada persona, si no estás segura de poder hacerlo puedes contactar conmigo. 

Esta rutina se puede hacer con pesas o sin ellas, y en vez del trx podemos usar unas gomas y engancharlas a la manilla de una puerta para hacer el remo con los brazos.